Mundo Actual

Artículos de interés sobre Chile, Actualidad, Ecología, Estilos de Vida y Turismo

Conoce Chile

Conoce Chile

Según una versión, la más generalizada el nombre del país deriva de Chilli nombre con que los aimaraes designaban al  Valle del Aconcagua—, que significa donde termina la tierra”; sin embargo una traducción de origen quechua da a la citada voz la significación de “frío” . Ambas acepciones reflejan con exactitud dos características del territorio chileno.

Geografía

Chile, país de la América del extiende a orillos del Pacífico en forma de una faja de 4.270 km de longitud una anchura máxima de 355 km al norte de Antofagasta y una mínima de 15 km en Puerto Natales. Limita al N. con el Perú al E. con Bolivia y la Argentina y al S. con el Pacífico. El territorio tres regiones muy diferenciadas: el Norte o región del desierto de Atacama, el Valle Central y el Sur.

El Norte, uno de los lugares  más áridos del mundo, es excepcionalmente  rico en yacimientos minerales. Allí, en las formaciones de roca llamada “caliche” se encuentra el nitrato de sodio (salitre) en  estado natural. El Valle Central, por el  contrario, es muy fértil; alberga a terceras partes de la población y es la zona agrícola más importante del país. El sur o región de los lagos, donde el mar penetra profundamente en las montañas, se caracteriza por sus extensos bosques de coníferas.

Clima en Chile

La longitud del territorio y las corrientes marinas son factores que determinan gran variedad climática. El norte, desértico y sin lluvias, es cálido y con una máxima de 38°C, pero la Corriente de Humboldt atempera el calor y las noches son frescas. El Valle Central, excepcionalmente agradable y sano, tiene una media de 3°C en invierno, y en verano, que es seco y caluroso, de 29°C.Las lluvias son más abundantes según se avanza hacia el sur. En Valdivia la media llega a 2.700 mm. En el sur el clima oscila entre fresco y frío. Sólo en las alturas se dan temperaturas muy bajas. En la región de los canales llueve en todas las estaciones. 

Cultura Popular

Los indígenas chilenos desarrollaron su actividad artístico-popular en un campo más reducido que el monumental de los mayas, aztecas, incas y collas, pero el pueblo ha heredado una artesanía que cultiva con gran sentido práctico, pues la cerámica, la cestería, la tejeduría, etc., se aplican al uso diario.

Con paja de trigo o fibras de palma se confeccionan sombreros llamados chupallas; en telares rústicos elaboran chamantos, ponchos, fajas, frazadas y alfombras de llamativos colores. La indumentaria del huaso es exponente de los primores de esta artesanía. Pero no toda /a actividad de este género tiene sentido utilitario; hay también manifestaciones artísticas: talla de madera, trabajos con hueso y conchas, etc.

Danzas

La mas difundida es la cueca, baile nacional que ha rebasado /os fronteras del país. Los chilenos la derivaron de una graciosa marinera, baile popular de la costa del Perú. Otras danzas de favor popular son la tirana, el cuándo y la “refalosa”.

Fauna y flora de Chile

En las ardientes regiones del norte desértico la vida vegetal está negada tanto por el clima extremo como por la presencia de extensos mantos minerales.

Apenas crecen cactos y arbustos en escondidos valles de la cordillera y en la costa. Al sur de las salitreras se desarrollan los matorrales, que predominan hasta el nivel de Valparaíso. Allí se dan arbustos de espino, quillay y palma chilena.

Esta planta otorga al paisaje su aspecto característico. El rumbo sur señala grados ascendentes de la flora: de los matorrales se pasa a la zona agrícola y a la región de las praderas, y finalmente al asiento de los grandes bosques, donde florecen las especies forestales que tanto gravitan en la economía chilena: alerce, ciprés, mañió, roble, coihué, raulí, pehuén, lingue, etc. Más allá de los bosques sólo abunda el quillay, pero en el extremo sur, por el rigor del clima y las turberas, únicamente vegetan plantas raquíticas.

El reino animal está representado por varias especies típicas: la llama, el guanaco, la alpaca y la vicuña, camélidos del altiplano; el huemul, cérvido de la región patagónica cordillerana, que ya se extingue, lo mismo que la chinchilla, roedor de la alta montaña; el coipu o coipo es también exclusivo de la región sur chileno-argentina. La fauna  marina incluye el congrio, róbalo, corno, albacora (pez espada), carpa, cauque, lenguado, merlín (pez aguja), pejegallo, tenca, focas y ballenas.

Las langostas y las ostras chilenas gozan de gran reputación. Entre las aves, el cóndor es propio de las altas cumbres; el águila, pelícano pardo, flamenco chileno, pato real, pato picazo, la codorniz de California y el cisne de cuello negro figuran entre las especies más conocidas, El albatros y el petrel son característicos de las zonas glaciales. En las desoladas regiones costeras del norte habita el Perú de la familia de los cormoranes, que allí en el Perú forma valiosos depósitos de guano, rico en fosfato, que se emplea como abono.

Los Bosques de Chile

La Importancia del Bosque.  El bosque es una matriz: están los árboles, los arbustos, las flores, las aves, los mamíferos, los insectos y los miles de organismos, muchos de los cuales aún no conocemos. La farmacopea mundial requiere de las selvas para extraer los remedios que el hombre moderno necesita cada día más, pero al desaparecer los bosques desaparece el ecosistema completo: los pájaros, los secretos musgos, los hongos, la araña de cabellera roja y la yerba milagrosa que podría sanar algunas de las plagas que siguen apareciendo.

Causas de la desaparición del bosque

Madera y leña.  La producción de leña es, de todos los usos del bosque, el más desprovisto de normas y control.

Desde mediados del siglo pasado hasta la década de los 50′ se cortaron los mejores árboles para obtener madera de primera calidad para exportación y uso interno produciéndose un grave deterioro del material genético del bosque. Por otra parte y hasta hoy, la necesidad de combustible es la que consume más biomasa. Más del 70 por ciento de la producción anual se ha quemado tradicionalmente.

Aunque indispensable para el funcionamiento doméstico de la mayoría de la población rural del sur de Chile, más del 60 por ciento está destinada al uso industrial. Esta actividad no debiera ser necesariamente tan destructiva. Incorporando nuevas tecnologías de ahorro de energía a nivel doméstico y semi-industrial en combinación con un buen manejo forestal, ciertamente disminuiría el impacto sobre el bosque natural. Se han identificado varias especies muy apropiadas para las granjas forestales productoras de energía. En Chile se usa preferentemente el eucalipto.

Astillas: Fiebre del oro verde

Las astillas o chips son pequeños trozos de madera, resultantes del proceso de corte y astillado de troncos y ramas de árboles, que se utilizan para fabricar celulosa.

En Chile se producen básicamente tres tipos de chips: de pino insigne, fibra larga, para papel de baja calidad; de eucalipto, fibra corta, para papeles de buena calidad, y de especies nativas (coigüe, lenga, roble, raulí y otros), para papeles finos. Si bien esta actividad comenzó como forma de reciclar el desecho de la industria forestal, el buen precio y la creciente demanda de las astillas de fibra corta ha llevado a las astilladoras lo malo, lo bueno y lo mejor de nuestros bosques. En el último lustro, Chile se ha convertido en el tercer exportador mundial de astillas, casi todas provenientes del bosque nativo. Mientras en 1988 se exportaron 74.500 toneladas de chips de maderas nativas, en 1999 esta cifra superó los 2 millones de toneladas.

Estados Unidos y Canadá, que ocupan los primeros lugares, sólo astillan el desecho de su industria maderera. El impacto que ha tenido la extracción de más de 10 millones de toneladas de bosque molido sobre los ecosistemas naturales, hace que el éxito económico de esta actividad sea más que discutible. 

Un Informe emitido a fines de 1995 por el Banco Central sobre stock de bosques y tendencias de uso postula que, de continuarse el ritmo de explotación actual, en el año 2025 no quedará bosque nativo en Chile, salvo en las regiones XI y XII. A pesar que los productores de astillas aseguran que utilizan los “bosques sobre maduros”, la verdad es que las exigencias para la exportación de chips precisan de una alta calidad en madera. Los troncos no pueden estar ni apolillados, ni podridos, ni quemados. Es decir, solamente se puede usar madera de buena calidad.

Incendios

A la llegada de los españoles, los colonos comenzaron a usar y destruir intensamente los bosques. Usaron el fuego para “abrir campo” para la agricultura, la ganadería y la ubicación de las nacientes ciudades.

El copihue la flor nacional de Chile

Si bien siempre ha sido considerada la flor nacional, no fue declarada como flor nacional hasta el 24 de febrero de 1977 mediante decreto correspondiente. Fue encontrado en la región central del sur de Chile, y lo vi cubriendo los arbustos del Cerro La Virgen en Ericula hace unos años en medio del otoño.

Asimismo, al poder pasar sobre arbustos, también puede pasar sobre grandes árboles autóctonos, posiblemente maquis y grandes árboles en los lugares húmedos de nuestras zonas montañosas. Al cruzar la sierra de Nahuelbuta, es un honor ver copihues, donde crece plantas trepadoras con hojas en forma de corazón y flores en forma de campana, porque sus pétalos son grandes y carnosos, y los estambres amarillos son como palmas, sobresaliendo.

Solo crece en Chile y tarda al menos diez años en florecer, dando frutos comestibles, bayas llenas de semillas y una dulzura agradable. Las plantas perennes tienen tallos retorcidos, como una enredadera muy resistente, por lo que puedes intentar usarlas para hacer manualidades, cestas, tal vez pájaros o animales para tejer. Según la medicina popular, su raíz tiene múltiples usos, se dice que entre el pueblo mapuche existe una leyenda que se origina en el color rojo, que equivale a la sangre derramada en la batalla por la tierra o la supervivencia.